Escultura avanzada

•14 noviembre, 2010 • Dejar un comentario

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Escultura es el arte de modelar, tallar y esculpir en barro, piedra, madera, metal u otra materia conveniente, representando en volumen, figuras de personas, animales u otros objetos de la naturaleza o el asunto y composición que el ingenio concibe.

Se llama también escultura a la obra hecha por un escultor.

El origen de la escultura puede explicarse considerando cuán natural es en el hombre la tendencia a imitar, en volumen, las formas de la naturaleza y qué espontáneo placer experimenta el alma humana en la rítmica combinación de la línea y la masa.

Este arte ha creado en el curso de su historia, dos clases de belleza: la imitativa y la imaginativa.¨

 

Con ésta definición de escultura crecimos la mayoría de las personas, con información de que una pieza escultórica debía ser esculpida, debía tener parte de esa técnica que involucraba un proceso que requería al menos parte de tecné, sin duda ahora frente a un mundo posmoderno ver de pronto las ramas que ha adquirido la escultura nos explican de manera abrupta esos pasos que debemos observar para llegar a éste diálogo con la forma.

 

                                                                                                          Si hablamos de escultura contemporánea podemos decir que comprende las escuelas neoclásica (hasta 1850), romántica (imitación de la escultura italiana del siglo XV) y ecléctica dirección realista junto con la imitación de varios estilos).

Encontrarnos con una instalación, con una pieza escultórica que si bien no tenemos los recursos suficientes para entender un sonido, una luz, una acción  como pieza, difícilmente entenderemos esto como pieza de arte.

  

 

“crear una exposición donde el conjunto de las piezas de los diferentes artistas construyan una instalación, de modo que el diálogo entre ellas permita que el visitante-participante se sienta en un espacio en construcción, donde los ladrillos, los andamios, las piezas a medio colgar, el cemento y las palas se plantean como elementos potenciales de significación, o donde la gente tiene que ejercitar, tiene que introducirse para realizar la obra (…)” .

 

  

Hablar entonces de escultura en éstos tiempos, es sin duda una labor de conocimiento, entender cómo romper un jarrón antiquísimo como pieza, un hoyo en una sala son sin duda tareas que deberemos de experimentar primeramente, sentirnos en ese contexto, de pronto alejados de toda mímesis que los artistas buscaban al principio, para explorar lo más puro de la escultura; la forma.

 

En la pieza que busqué realizar nos habla sobre el proceso que me ha costado a mi misma asimilar por medio de un análisis de lo que será la escultura como una acción. El proceso a seguir se convirtió en parte importante, ubicar un espacio cotidiano y vivirlo, elegí que fuese el centro de Ciudad Juárez, por la cantidad de gente que camina en él. La escultura como apropiación de un espacio, entre el caos de la ciudad, caminamos dejando rastros que hablan sobre el olvido, sobre las historias diarias, los acontecimientos que vivimos de incertidumbre, ahí es dónde cambiamos sólo un pequeño aspecto, el ocultar simplemente un objeto, entre las miradas de los curiosos, de los que pasan sin ver, tres personas que simplemente dejan papel periódico como forma de dejar una huella.

El proceso de elegir un objeto cualquiera, desde un bote de basura, ante la mirada de los curiosos que observaban mientras caminaban, encontrarnos simplemente tapando algo, sin explicación alguna.

Que fuese estético no era lo más importante, sino simplemente que ocultara algo o que te creara una pregunta del por qué debiera estar escondido, entre miradas, entre inseguridad que nos acompañaba cada pieza, el temor de entrar en tal calle, de perdernos entre ellas para encontrar algo que ocultar, algo que pudiesen mirar un poco entre la banalidad de lo cotidiano, ordinario y ante el paso apresurado del transeúnte que detenía su paso.

El abandono del objeto al desconcierto fue el resultado, irme dejando ahí cubierto algo.

Las calles que hablan, que cuentan como perecen, como están ahí y sobreviven discretamente al paso del tiempo y al paso inclemente de administraciones municipales. Entre esa historia de cosas que pasan a diario, tres personas caminaban ocultando cosas.

 

Pensar en escultura desde ésta perspectiva  desde el desarrollo de nuevas propuestas artísticas plantean un profundo análisis de los mecanismos y estrategias que posibilitan el discurso del arte. El eclecticismo y la falta de solidificación de las nuevas iniciativas instalan una gran interrogante sobre esta problemática. La profecía de la eminente muerte del arte, planteada por Hegel en el siglo XIX, sigue suscitando las más variadas interpretaciones. Si, en la actualidad nos situamos bajo esta premisa, estaríamos en presencia de un cadáver, donde su única vitalidad se reduciría a su hedor putrefacto. ¿Pero cómo entender entonces la proliferación de nuevas esculturas en el arte. Para Ernst Fischer, el ser humano se identifica con una pintura, una escultura etc. , en función de querer ser algo más que él mismo: quiere ser un hombre total. Su objetivo es superar su singularidad debido a la fragmentaridad en que se desarrolla su vida. Busca en el arte elevarse por sobre su realidad y encontrarse con su colectivo. En definitiva para Fischer el arte seria una necesidad ontológica del ser humano.

En este sentido, se puede entender la finalidad de crear esculturas por parte del hombre: las esculturas desde todos los tiempos son algunas de las manifestaciones de esta necesidad ontológica.

 Según Susan Sontag, el silencio es una especie de opción: debido al conflicto que se produce cuando el espíritu choca con la condición de materialidad del arte, quedan desenmascarados los instrumentos del artista y de esta forma, la gratuidad del arte. Los artistas se enfrentan a la peculiar situación de destruir el medio por el cual materializaba su espiritualidad; de esta forma, la ruptura se constituye como proceso fundamental, de esta forma podemos analizar como diferentes procesos significativos han llevado a la percepción de ésta la escultura ahora.

 

 

 

cualquier cosa para ocultar visiblemente

 

simplemente tapar..

Hello world!

•27 abril, 2010 • 1 comentario

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!